El tiempo - Tutiempo.net
Dolar Oficial: $98,88 / $104,8 - Blue: $183 / $187
25 de Mayo - Municipio

Provinciales

El cambio que hizo la Provincia para anticiparse a la cepa Delta y retrasar la tercera ola

Publicado agosto 28, 2021 por Infobonaerense - 109 visitas

Con 63 casos positivos en territorio bonaerense y 235 en todo el país, las autoridades provinciales buscan medidas para intentar frenar la temida variante.


“Ya hay circulación comunitaria de esta contagiosa forma del COVID-19”, anunció días atrás el ministro de Salud bonaerense , Nicolás Kreplak, al confirmar que la cepa Delta ya no solo fue detectada en personas que llegaban al país provenientes del exterior sino también que existen casos cuyo origen se desconoce. La revelación encendió alarmas y puso en marcha varios cambios en la estrategia para detectar los casos, identificarlos lo más rápido posible y retrasar cuanto se pueda el inicio de la tercera ola de la pandemia.

Con esos objetivos en la mira, la Provincia no solo comenzó a inmunizar pacientes casa por casa sino que también cambió la forma en que se buscan los contagios. “A las medidas de vigilancia que venimos implementando le sumamos lo que se conoce como ‘testeo por pooles’ enfocado en la variante Delta”, explicó Marina Pifano, asesora biotecnológica del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, en diálogo con Infobae.

“A partir de la detección de circulación comunitaria de la variante Delta sumamos esta nueva estrategia para identificarla que, además, permite aumentar hasta siete veces la cantidad de muestras estudiadas por semana”, explicó en tanto el propio Kreplak a ese medio y precisó que los esfuerzos de su Ministerio están centrados en “evitar que la variante Delta sea predominante”.

Hasta ahora en la provincia fueron confirmados 63 casos positivos y otros dos permanecen en estudio, mientras que hasta el 23 de agosto pasado en Argentina fueron identificados 235 casos de variante Delta del SARS-CoV-2, 211 de los cuales corresponden a casos importados o relacionados con la importación, 11 a casos de los que no se ha podido establecer la relación con la importación y 13 a un conglomerado de casos relacionados entre sí en los que se encuentra en investigación su origen.

El avance de la variante Delta, que fue clasificada como “prioritaria” por la Organización Mundial de la Salud (OMS), potenció la estrategia para identificar los contagios y evitar que se propague y con ello el uso de los testeos de pooles.

“Analizamos un grupo de diez muestras positivas para COVID-19 y si de ese análisis conjunto se desprende la aparición de la variante que hoy más nos preocupa, abrimos el pool, identificamos a quién corresponde la variante Delta y fortalecemos todas las medidas de cuidado que requiere el caso, entre ellas el aislamiento de la persona afectada y de todos sus contactos estrechos”, explicó Pifano al respecto. La ventaja es que si el primer estudio da negativo para esa cepa, entonces todo el grupo queda descartado con solo hacer un análisis y en caso contrario se realiza un estudio caso por caso para detectar quién o quiénes se poseen la variante.

“Con el testeo de pooles se gana un paso. Ya se ha usado en otras enfermedades tanto en medicina humana como en medicina veterinaria. Esto es bueno porque adelanta el proceso y se adelanta un paso porque la extracción de ARN, que lleva tiempo, ya se realizó. Esto es un adelanto para la detección más precoz de la cepa Delta”, explicó por su parte el médico infectólogo Eduardo López.

Hasta el momento, la vigilancia regular de las variantes se realizaba mediante el envío semanal de muestras positivas para SARS-CoV-2 a distintos nodos de secuenciación del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-CoV-2, más conocido como Proyecto PAIS, a cargo de la doctora Mariana Viegas, y también mediante la vigilancia regular realizada con el Instituto Malbrán. Pero ahora el uso de este nuevo sistema permitirá acelerar el proceso, prevenir contagios y evitar la propagación de la temida variante.

DESARROLLO WEB
DESARROLLO WEB